jueves, 16 de abril de 2015

Antonio García Chaves, in memoriam

Antonio G. Chaves, el tercero por la izquierda, cerca de Miguel Delgado y el Obispo Manuel Fernández-Conde y García del Rebollar

Hace poco más de un mes escribía sobre los orígenes del Club Juvenil que hubo en Palma del Río hace años, y, necesariamente, tuve que hacer mención a Antonio García Chaves, maestro en la Escuela Unitaria de Niños dependiente del Consejo de Protección Escolar del Frente de Juventudes (o Patronato del Frente de Juventudes), que compartía las instalaciones con la OJE, en la que cursé mis cuatro primeros años de enseñanza primaria. Hoy, por mediación del periodista Miguel Higueras, hemos conocido el fallecimiento de este hombre, Antonio G. Chaves, "Chaves", como era conocido. De aquellos cuatro cursos tengo recuerdos buenos y malos, como es natural, recuerdos de años que marcan para toda la vida, por la edad en la que se viven.

Entrada del Frente de Juventudes y OJE, detrás la escuela

Antonio G. Chaves vino a Palma en 1956, y fue maestro, concejal del ayuntamiento palmeño en el Franquismo (llegó a ser primer teniente de alcalde con Miguel Delgado), jefe de la OJE y delegado local del Frente de Juventudes. Amante del deporte, consiguió las primeras pistas polideportivas que sirvieron de semilla para la actual zona polideportiva de El Pandero. Cuando cerró su escuela de la calle Ruiz Muñoz se fue al que llamábamos "colegio nuevo", el "Duque de Rivas", ahora llamado "Antonio Carmona Sosa". También impartió clases en el Instituto de Bachillerato, donde le tuve varios cursos como profesor de educación física.

Formación del ARS, con Chaves a la izquierda

Alejado de la política en la Transición, por considerarse un "verso suelto", aunque fuese tentado por algunos grupos para que les acompañara en sus primeros pasos. Participó activamente en el mundo cultural de entonces, en la emisora de radio local, y como redactor de la revista juvenil Alas. Poeta y autor de letras de canciones, algunas interpretadas por el grupo folk Azahares. Pero donde destacó fue en el campo del deporte, dentro del ARS Club de Balonmano y como miembro del Patronato Deportivo Municipal que se creó en el mandato de 1983-87. Fue reconocido como Hijo Adoptivo, por el Ayuntamiento, en 2002. 

Antiguo salón de la OJE, luego Club Juvenil

Llevaba años enfermo, sobreviviendo a los peores pronósticos sobre su enfermedad. Hace algunos meses hablé con su hijo Dani y me dijo que estaba ingresado en el Hospital, pero hasta hoy no ha llegado el fin de sus días. Fue uno de esos maestros importantes que se recuerdan de la infancia, para lo bueno y para lo malo. Alguien que me ha hecho recordar una parte importante de mi vida y hoy se merece un recuerdo especial. Descanse en paz.

1 comentario:

Francisco Javier Domínguez dijo...

No mucho tiempo después de escribir este post me han comunicado el fallecimiento de otro maestro que conocí, Alberto González Muñoz. Fue maestro del colegio San Sebastián, aunque en una etapa que no me tocó. Además, como Antonio G. Chaves, también fue concejal en el ayuntamiento palmeño entre 1991 y 1995, por Solución Independiente. Coincidí con él en la corporación de entonces. Mal día para la educación éste de hoy. Descanse en paz.