lunes, 8 de junio de 2015

Toros en Palma del Río


Desde hace 6 años no había vuelto a ver toros en Palma. Aquella vez fue durante la Feria de Mayo, una novillada a beneficio de la restauración de una de las capillas del antiguo convento de San Francisco, que me tocó presidir, como en otros muchos festejos anteriores. Su organizador fue el ya matador Javier Benjumea, hijo de Pedrín Benjumea, que se ha afincado en Palma, como hizo su padre, a pesar de ser madrileño de nacimiento. En la corrida de ayer era uno de los diestros, al que acompañaban las figuras del momento, el jerezano Juan José Padilla y el granadino David Fandila, "el Fandi". Algo que me hizo volver a los toros, pues ya no tenía obligación ninguna (no tenía que trabajar, como le dije a más de un conocido), solo para disfrutar del espectáculo (si era posible), y además se reunían figuras de renombre. El Fandi es uno de los punteros de este momento y Juan José Padilla es un espectáculo verlo, después de reaparecer tras ser cogido por un toro y perder un ojo.


El público estuvo entregado, aunque el ganado no fue nada bueno (un problema común y corriente en estos festejos celebrados en plazas portátiles). Así que hubo gran reparto de trofeos, pese a que el presidente fuese a administrarlos con recato en el primer toro que le tocó a Padilla, al que le concedió una oreja, pese a la insistencia del público. 


Luego, en su segundo toro tuvo que enmendar la cicatería inicial, concediendo las dos orejas y el rabo a quien fue claro protagonista de la tarde por la pasión demostrada por el respetable.


El Fandi tuvo mala suerte con el ganado y no por ello se fue de vacío, ya que demostró valor y torería, consiguiendo dos orejas en ambos toros.


Benjumea se llevó una oreja en el primero y dos en el que cerraba plaza. Demostró ganas, como otras veces, pero sigue sin cuajar un estilo que destaque. Tiempo tiene por delante.


En fin, como pasa siempre, el público se lo pasó bien. Y salimos contentos, pese a la poca calidad de las reses, como comenté con un veterano profesional palmeño que hizo de asesor, Juan Montero. Esperemos que otra vez tengamos más suerte con el ganado, pues ganas no faltan, tanto en diestros como en el público. Y aunque sigamos sin plaza de toros de obra, a pesar de alguna petición a voz en grito, como hubo ayer en el tendido. 

4 comentarios:

VENTANA DE FOTO dijo...

buen pueblo...cuna de grandes toreros...deduzco que no sólo te gustan los toros, del que has hecho un estupendo reportaje, también tienes interés por el fútbol y deduzco que eres seguidor del Betis. Este año ha hecho una buena campaña.

Saludos

Francisco Javier Domínguez dijo...

Gracias, VENTANA DE FOTO. Me gusta el fútbol, pero poco, no me provoca pasiones. Soy bético y juego con el beticismo en el nombre del blog, que proviene no del club sino de la Bética, la provincia romana, a la que relaciono con el mundo celta, del que soy admirador también. Veremos que hacemos en fútbol esta próxima temporada. Me gusta la tauromaquia, no solo el mundo del toro, toda su cultura y tradiciones, que viví desde niño. Aunque no tenga buena fama en estos tiempos, por concepciones políticas tergiversadas. Las fotos podrían haber sido mejores, pero las hice con el smartphone y he aprovechado las más vistosas.

Saludos desde la cuna de grandes toreros.

Ana Sol Carrillo Domínguez dijo...

Los jóvenes palmeños queremos una plaza multiusos para además de conservas nuestras costumbres, no olvidar nuestras tradiciones y potenciar nuestra cultura, para disfrutar de más eventos como conciertos, festivales, etc...Palma sigue siendo taurina y demostró el domingo en los tendidos, donde habia presencia de niños, jóvenes, adultos y mayores. Una vez más seguiré pidiendo una plaza para el disfrute de mi pueblo a voz de grito #plazadetorosyapalma

Francisco Javier Domínguez dijo...

Yo pedí más de una vez una plaza de toros al elaborar los programas electorales para las elecciones municipales. Hace tiempo Paco Castillo pensó en construir una en terrenos de su propiedad, con la misma idea de que fuese multiusos. Se podría retomar el proyecto. Para eso estáis los jóvenes, para impulsar nuevas ideas.