miércoles, 20 de marzo de 2013

Guerra de Irak, hace 10 años


Un veinte de marzo de 2003 empezó la invasión con la que se iniciaría la Guerra de Irak por las tropas de Estados Unidos. Para ello contaron con la ayuda de Gran Bretaña, España y otros socios más. La excusa fueron unas armas de destrucción masiva que no encontraron y que 10 años después siguen sin aparecer. Las empresas de armamento hicieron su gran negocio y los ultras se divirtieron haciendo la guerra. El resultado fue un país destruido, dividido, un fiasco total y miles de muertos.  Los "líderes mundiales" que se vieron en las Azores para organizar la invasión ya no dirigen sus países. Aunque algunos "siguen dando guerra", como José Manuel Durao Barroso (el anfitrión), en la Unión Europea (una vergüenza que sea presidente de la Comisión, con el apoyo del gobierno de Zapatero), o José María Aznar, que sale muy frecuentemente a la palestra a darnos lecciones de todo tipo, cuando debería haberse escondido en un zulo, como el que usó Saddam Husein, tras semejante engaño y barbarie. Pues, para colmo, a los españoles nos costó la broma del anterior presidente del gobierno del PP el terrible atentado del 11M.


Tenemos que seguir recordando a esos otros "líderes mundiales" que la guerra nunca es la solución. Y hoy más que nunca.