viernes, 29 de junio de 2012

La imagen del viernes: la SER en huelga

Foto de aquí
En la cadena SER se está viviendo una huelga de 24 horas, convocada en protesta por el ERE planteado por la empresa que supondrá el despido de 200 trabajadores y la reducción de sueldos en un 10% de los que queden. La crisis también afecta a las empresas de medios de comunicación, y una radio con solera como ésta tampoco se libra de sus hachazos. No es normal que estas noticias se difundan, salvo por los medios de la competencia. Mi solidaridad con los empleados de la cadena y del grupo, pues otros medios también viven en sus carnes los efectos de la reforma laboral, aunque la hayan criticado. Como les pasa a más periódicos, radios, medios digitales, etc, que no difunden las penurias que están pasando y los despidos que están realizando. De eso no se informa.

También otro medio de comunicación es hoy portada: RTVE. La cadena de televisión y radio públicas ya sufrió un feroz ataque a su independencia con la reforma aprobada en el Congreso por la que se eliminaba la mayoría reforzada para elegir el Director General. Así el gobierno del PP se garantizó el nombramiento de un "comisario político" en el cargo, para controlar la información, gracias a su mayoría absoluta (mayoría que hoy perderían, de celebrarse elecciones, según las últimas encuestas, debido a la nefasta política de recortes que están haciendo). Pues, si no tenían poca influencia, al nuevo mandamás televisivo no se le ha ocurrido otra cosa que nombrar de responsable de los informativos de la casa al actual director de los informativos matinales de Telemadrid, Julio Somoano. Casi nada. Telemadrid, o Tele-Espe, se caracteriza por su sectarismo, manipulación y descarado partidismo pro Esperanza Aguirre y el PP en general. Un "intelectual orgánico liberal" del PP para dar la información. El partido de Rajoy tenía claro que con la verdad se perdían votos. Cree que somos idiotas y que, dándonos una visión idílica de lo que pasa en España, manipulada, falsa, de cuento chino, no nos vamos a enfadar de que suba cada día el paro, de que la crisis no se resuelva, de que cada semana nos espere un paquete de recortes más fuerte o de que nos suban los impuestos y los precios de forma reiterada y agobiante. El "España va bien" se convertirá en el eslogan de la televisión pública. El NO-DO vuelve a las pantallas de nuestras casas. 

Definitivamente los medios de comunicación, hoy, son un problema.Y la libertad y la pluralidad en la información.

4 comentarios:

María A. Marín dijo...

Vuelven los tiempos oscuros de Aznar y Urdaci.
Yo me borro de verlos y oírlos, mi salud está primero.
Lo de la Ser, es penoso.

Saludos

SCHEVI dijo...

Yo ya casi no veo los informativos de TVE, ya se nota la mano pepera. Por ejemplo, desde que Argentina expropió YPF, todos los días nos cuentan alguna cosa de allá, pero siempre en plan de "véis lo malos que son los argentinos". Supongo que serán las "sanciones diplomáticas". La minipulación será más evidente y descarada a partir de ahora. Tele Espe es la prueba de fuego.

Lo de la SER es de traca, María. Algunos "pesos pesados" que cobran cifras astronómicas han dicho barbaridades de sus compañeros menos agraciados. Como De la Morena, por ejemplo. Hay mucha gente en "provincias" que hacen un trabajo periodístico magnífico, en penosas condiciones, y mal pagados, y muchos de esos son las víctimas del ERE.

Saludos.

Jesús Herrera Peña dijo...

Lo primero que se me ocurre al leer tu artículo es aquello de «ser o no ser, he ahí el dilema».
Pero ya me arrepiento de escribirlo porque la cosa en la Cadena SER no está para hacer gracietas.
Lo segundo que se me ocurre, parafraseando a mi paisano el humorista manchego: «si no pasa ná, pero en no pasando ná, que sepas que ser, eres».

Perdona Schevi, ya sé que tu artículo no da para bromitas frívolas; la cosa es seria tirando a dramática. Pero por eso mismo, yo no tengo palabras para comentar esos temas tan jodidos.
Si te compensa un poquito, te diré que suscribo lo que dices de Pe a Pa. Estamos asistiendo al ocaso de las buenas radios, de las televisiones, de los periódicos..., (al menos los de talante progresista).

Un saludo,

SCHEVI dijo...

El mundo de los medios se infectó de TDTs, radios y periódicos ultras hace tiempo. El que ahora se pierdan medios no contaminados por el "nazional-libegalismo" es mala noticia. Está claro que, cuando el PP ha criticado una falsa manipulación por el zapaterismo es porque estaba deseando tenerlos en sus manos para proceder a la manipulación real en beneficio de su idea totalitaria de la información. Lástima que la crisis está ayudando.

Saludos, Jesús.