sábado, 5 de mayo de 2012

De Guindos y los rayos de esperanza


El ministro de economía Luis de Guindos ha vuelto a poner las cosas claras. Eso sí, con su típico lenguaje "hacendístico", técnico, solo para privilegiados o iniciados de la secta neoliberal a la que pertenece. Ha dicho que antes se devaluaba la moneda para frenar y reducir el déficit y que eso empobrecía a los españoles, a los trabajadores. Ahora, como la política monetaria la decide Europa, eso no se puede hacer. Lo que pretende el gobierno, ha dicho, es que no se vaya a "despidos masivos", sino que se produzca una "rebaja de costes laborales" y que eso se haga por una "evolución de las condiciones laborales que sean las adecudas". Hablando claro, que los trabajadores vean reducidos sus salarios, sus condiciones laborales y sus derechos, para reducir "los costes laborales unitarios". Es lo que pretende la reforma laboral: eliminar derechos, rebajar el nivel de vida de los trabajadores, empobrecerlos, dejar todo en manos del empresario para reducir costes, convertirlos en mano de obra barata compitiendo por el puesto de trabajo entre ellos, mientras el empresario se aprovecha para hacer lo que quiera e imponer salarios, horario, jornadas, etc. Vamos, lo que De Guindos llama las "condiciones adecuadas".Olvida el ministro que las devaluaciones que se practicaban anteriormente (por ejemplo, las cuatro que hizo Felipe González, con las que nos sacó de la crisis del 93) afectaban no solo a los trabajadores, sino a todos. La carga se repartía equitativamente en función del nivel de renta y riqueza. La reforma laboral solo tiene un perjudicado: el trabajador. Y un gran beneficiario: el empresario. 


No tiene sentido que el euro valga más al cambio que el dólar. No tiene sentido que la moneda de un ámbito mundial en recesión, como es el europeo, valga más que la moneda de quienes ya están creciendo, creando riqueza y empleo. Eso impide, además, nuestra capacidad de recuperarnos con las exportaciones, pues encarece el producto. No somos ompetitivos. Y si solo se busca rebajar su precio castigando a un factor productivo (el trabajador), es además injusto. Por eso De Guindos no debería alabar al Banco Central Europeo, que sigue empeñado en mantener artificialmente el valor del euro y cargar la solución sobre las finanzas nacionales, buscando la reducción déficit solo con recortes presupuestarios. Está claro que eso obedece solo a fanatismo ideológico. Cuando el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo se reune en Barcelona y no mueve un milímetro su postura, manteniendo encima los tipos de interés al 1%, mientras americanos lo tienen al 0%, comete un error, que seguirá castigando el crédito tan necesario para que las empresas inviertan. Y, para colmo, el coste de una reunión que no ha servido para nada, es un despilfarro que en estos momentos aumenta la sensación de estafa que sienten los ciudadanos castigados por la crisis.


De Guindos habla de "rayos de esperanza". El piensa que, con este panorama, llegará en 2013 la recuperación. ¿Por qué?  ¿Donde ve ese atisbo? La política europea, dirigida por Alemania y la española no apuntan a nada de eso. Los indicadores del primer trimestre el año son desalentadores (más paro, recesión...). Repito, solo el dogmatismo hace ver rayos de esperanza, como cuando el "optimismo antropológico" del gobierno anterior hacía ver "brotes verdes" en datos anecdóticos que no reflejaban la realidad. Aquí los únicos rayos que vemos son los que lanza otra esperanza, la presidenta de la comunidad de Madrid, que insulta a funcionarios, sindicatos y oposición, y que pide más recortes. Esos son los únicos rayos, señor De Guindos. Rayos y truenos en la tormenta que están ustedes descargando sobre España.

3 comentarios:

Adrian Vogel dijo...

Hemos pasado de los "brotes verdes" a los "rayos de esperanza, de Málaga a Malagón, de Guatemala a Guatepeor...

SCHEVI dijo...

Alguno pensará que el que no se consuela es porque no quiere. A la mayoría nos tienen desconsolados, deprimidos, hundidos, con tanto embuste y tanta destrucción de lo público, y tanta atonía en lo privado. No valen ni brotes, ni rayos. Con este gobierno y su política no hay esperanza.

darkheart2011 dijo...

You has a great blog. I'm very interesting to stopping here and leaves you a comment. Good work.

Lets keep writing and share your information to us.

Nb: Dont forget to leave your comment back for us.