lunes, 19 de enero de 2009

Comando Granados


Un consejero de Aguirre monta un 'servicio secreto' con ex agentes

Un antiguo policía y guardias civiles retirados elaboran informes para el titular de Presidencia de Madrid sobre políticos o tramas de corrupción

Francisco Granados, consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de la Comunidad de Madrid, posee su propio Centro Nacional de Inteligencia o servicio de espionaje, según han confirmado a EL PAÍS fuentes del ejecutivo regional.

Un equipo dirigido por el ex inspector de policía Marcos Peña -fichado por Granados en julio pasado como asesor para temas de seguridad- y en el que se integran al menos tres ex guardias civiles, lleva a cabo trabajos de inteligencia e información para la elaboración de informes o dossiers sobre tramas corruptas o escándalos en ayuntamientos socialistas, como Ciempozuelos o Coslada, e incluso en municipios gobernados por dirigentes del PP con los que la dirección regional mantiene tensas relaciones.


Menudo sainete. Parece, según la información de este medio, que el consejero de interior de Esperanza Aguirre se dedica a "chismorrear más de la cuenta". Y ha organizado un comando informativo, de novela negra. La información es poder, habrá pensado. Y algunos, de tanto elucubrar, tienen un concepto paranoico del poder. Lo que pasa es que, si se hacen así las cosas, suena a caricatura de los grandes casos de espionaje. Policías retirados, guardias civiles jubilados, esto se asemeja a una mala película del tipo de cine más cutre de la producción española de la transición. Vamos, que en lugar de Paco Granados, nos encontramos con Paco Martínez Soria... Y el comando Granados deja en pañales (por lo ridículo) al grupito ese de la televisión que tan patético y chistoso es, Los hombres de Paco....¿Granados?.

No obstante, si se confirma el hecho, estaremos ante uno de los casos más graves de abuso de poder en nuestra democracia. ¡Que se investigue!

2 comentarios:

Aprendiz de Mucho dijo...

Por fin, han llegado nuevos tiempos para el gran Torrente. Apatrullando la ciudad de nuevo, viendo resucitar su amado Atletico colchonero, y sobre todo viendo como es reconocida su gran labor como policia ejemplar, protagonista de sueños humedos y mil aventuras de espionaje español soñadas por Aguirre y sus becerros

SCHEVI dijo...

Otro comparable, si señor.